lunes, 18 de julio de 2016

Entretenimiento de verano

Avanza el verano en Ávila, y yo intento recuperar los últimos meses del curso escolar en los que he descuidado el pajareo... Y aunque los meses de junio-julio no son la mejor época para observar aves en esta provincia, hay mucho con lo que entretenerse.

Así, he disfrutado bastante con los carriceros tordales (Acrocephalus arundinaceus) que se reproducen en los espadañales de los estanques del golf "El Fresnillo", Naturávila. Son ruidosos como ellos solos, pero fotografiarles es más complicado debido a la abundante vegetación palustre.

Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus) en Naturávila.
Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus) en Naturávila.
Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus) en Naturávila.
Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus) en Naturávila.

El día 27 de junio estuve dando un paseo por la Sierra de Malagón, concretamente por la subida Norte al Puerto de la Lancha. Allí, vi, a destacar, currucas tomilleras (Sylvia conscipillata), críalos europeos (Clamator glandarius), un escribano hortelano (Emberiza hortulana) y una pareja de los alcaudones dorsirrojos (Lanius collurio) que por allí tienen sus territorios de cría.

Macho de alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) en el Puerto de la Lancha.

Hoy, 18 de julio, también ha sido un buen día. En la Balsa Verdeja (nombre por el que conocemos al tramo del Río Adaja que se ensancha antes del embalse de Fuentes Claras), he visto una pareja de martinetes (Nycticorax nycticorax), que constituyen los primeros individuos del paso postnupcial que cada día se acerca más. 

Martinete (Nycticorax nycticorax) en la Balsa Verdeja (Río Adaja).

Por la zona, también he visto un galápago europeo (Emys orbicularis), un reptil amenazado en nuestro país, que nunca antes había visto. Es bueno saber que el Adaja aún conserva poblaciones de galápagos autóctonos (el gálapago leproso (Mauremys leprosa) también está presente en el río).

Galápago europeo (Emys orbicularis) en la Balsa Verdeja (Río Adaja).
Galápago europeo (Emys orbicularis) en la Balsa Verdeja (Río Adaja).

Y así paso los días estivales, esperando a que llegue el paso postnupcial cargado de sorpresas.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada