viernes, 16 de septiembre de 2016

Las ardeidas del Adaja

El mes de agosto, es sin duda el mejor para observar ardeidas, es decir, garzas y similares, en el Río Adaja. Puesto que este tipo de aves me fascinan, fue allí donde consagré la mayoría de mis salidas durante el pasado mes, concretamente en una zona conocida como "Balsa de San Román". En este lugar, antes de verter sus aguas al Embalse de Fuentes Claras, el río se ensancha, creando un paraje ideal para las ardeidas.

Como en años anteriores, visito el lugar especialmente para observar a una garza muy especial: el martinete (Nycticorax nycticorax). Esta pequeña garza nocturna, nos visita durante buena parte del verano durante su viaje hacia el Sur. Este año, ha sido el que más ejemplares distintos he visto, con al menos veinte aves diferentes desde el 18 de julio al 31 de agosto. Un bueno número para esta zona. La máxima concentración vista en un día se produjo el 19 de julio, con dos adultos y seis jóvenes.

Esta garza no es fácil de fotografiar, pues a parte de ser esquiva, sus hábitos crepusculares hacen que la mayoría de las veces que se observa sea en unas condiciones de luz mediocres.

Martinetes (Nycticorax nycticorax) sobrevolando el Adaja al amanecer.
Martinetes (Nycticorax nycticorax) sobrevolando el Adaja al amanecer.

También conseguí hacer algún vídeo: Martinete y martín pescador en el Rio Adaja (Ávila)


Otra ardeida que pude observar, fue la garza imperial (Ardea purpurea). Ésta, es mucho más escasa y ocasional que el martinete, habiendo muy pocos registros para el Río Adaja, si bien, mis observaciones de los dos últimos años parecen indicar que todas las temporadas postnupciales se puede observar algún ejemplar. El 15 de agosto, observé un ejemplar, y el 24 de agosto tres, de los cuales uno permaneció al menos dos días más por la zona. 
Sin embargo, este año tampoco pude hacerlas fotos decentes...


Garza imperial (Ardea purpurea) en el Río Adaja. 
Garza imperial (Ardea purpurea) en el Río Adaja.


Sabiendo de la querencia de estas aves por posarse en ramas que sobresalían de las orillas, me tomé la libertad de crear una pequeña "plataforma" de palos a la que incluí posaderos para poder observar y fotografiar mejor a los martinetes, pero debí de hacerlo tarde pues una vez colocados los posaderos vi muy pocos ejemplares... Sin embargo, las garcetas comunes (Egretta garzetta) hicieron buen uso de ellos...

Garcetas comunes (Egretta garzetta) en el Río Adaja.
Garcetas comunes (Egretta garzetta) en el Río Adaja.


Cerraré la entrada con un ave de otra familia, pero del mismo orden que las ardeidas. Se trata de la espátula euroasiática (Platalea leucorodia). Un ejemplar de estas aves con pico tan peculiar se dejó ver por la Balsa de San Román el 29 de agosto, y permaneció por la zona una semana.


Espátula euroasiática (Platalea leucorodia) en el Río Adaja.
Espátula euroasiática (Platalea leucorodia) en el Río Adaja.
Espátula euroasiática (Platalea leucorodia) en el Río Adaja.

Saludos y a disfrutar de lo que queda del paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada